130 cómics mudos (sin textos)

Listas_MB_webUna de las maravillas de la historieta es que se puede disfrutar inicialmente sólo viendo / leyendo los dibujos y las viñetas. Esto se nota aún más cuando el autor hace a propósito una historieta muda (sin globos ni párrafos), de las cuales anoté muchos favoritos en esta lista en Goodreads de 130 cómics sin texto.

Esto se ha hecho desde que comenzó la historieta como tal, por artistas pioneros como Frans Masereel , un clásico como Lynd Ward ya en 1929 y hay autores como Thomas Ott o Jim Woodring que han hecho de esto un arte.

44D

Página de Thomas Ott, en Comic is Art.

La ventaja obvia es que no se necesita traducción y que todos pueden disfrutar las historias sin mayor intermediario, sólo viendo las imágenes. Para una persona que comienza leyendo comics puede ser una excelente alternativa, hay historias buenísimas que se han publicado de esta manera (y que se recopilan en la lista que dejé más arriba en Goodreads).

También en algunos casos los autores ocupan idiomas inventados o sencillamente onomatopeyas clásicas de las historietas para señalar ruidos o acciones.

De los cómics que he leído en este formato, quiero recomendar especialmente:

  1. Emigrantes de Shaun Tan: es una historia que ocupa sabiamente el recurso de no tener texto frente al dolor de la separación de la familia y lo conocido producto de la emigración y luego el ocupar idiomas desconocidos para presentar el desconcierto y extrañeza del emigrante en un mundo nuevo. Las primeras páginas páginas acá. 
  2. Un océano de amor de Wilfrid Lupano y Grégory Panaccione: una enternecedora y divertida historia de amor entre un despistado y viejo pescador y su decidida mujer, además de un alegato ecológico (sin que fueran necesarias las palabras) ante la contaminación que sufre el mar. En el cómic ni siquiera hay onomatopeyas.
  3. Pinocchio de Winchluss: una reinterpretación del cuento clásico de Collodi, pero en una versión mucho más oscura (sí, es posible) que el cuento original, donde además de muchas subtramas subsiste la principal: Pinocho, un androide diseñado para la guerra con una cucaracha-escritora que vive en su cabeza (Pepe Grillo) y que lo obliga a salir al mundo a vivir aventuras.
  4. 3 segundos de Marc-Antoine Mathieu: mediante el uso del zoom y el slow motion, podemos en 3 segundos (el tiempo que dura un disparo) observar una trama detectivesca sin necesidad de palabras ya que Mathieu ocupa los destellos de luz en la historia para ir contando la narración. Una locura que funciona de manera asombrosa.

Otras maravillas son: Los vivos y los muertos de Jason, publicada acá, la saga Love de Frédéric Brrémaud (casi como un documental de vida salvaje en viñetas), Age of reptiles de Ricardo Delgado (una recreación de luchas de dinosaurios en el Mesozoico), The blot de Tom Neely (o todo lo que puede pasar con una mancha de tinta en las viñetas), la saga de Guy Delisle: Louis (una serie de aventuras de un niño en la playa o esquiando) y el clásico español: Aventuras de un oficinista Japonés, que funciona casi como un Buscando a Wally mostrando el accidentado regreso a casa de un salaryman.

aventurasdeunoficinistajapones_2

Detalle de las viñetas de “Aventuras de un oficinista japonés”

En Chile, sólo conozco el cómic que publicó Claudio Rocco: “Escalas” “1993” de Christiano.

¿Y ustedes, conocen algún otro cómic mudo?   

Contacto_MB_2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s